Nos gusta la fotografía de BODAS y creemos que es el momento perfecto para fotografiar la emoción y el AMOR.
 
JohnPalacio_1280x1280.jpg

John Palacio

 

Mientras recorría gran parte de Suramérica y Europa, sumergido en culturas diferentes, comenzó a experimentar con su cámara, convirtiendo en arte cada sublime lugar que se presentaba ante su lente. De esa forma, John Palacio,  se vio envuelto en una relación estrecha y apasionante con la luz, jugando con ella y sus colores, probándola y conociendo sus matices, haciendo aun de sus sombras más oscuras una imagen llena de espíritu, alegría e historia; hasta hacerla parte inseparable de su vida, su gran pasión.

Siempre se había inclinado por la fotografía de reportaje, y cuando regresó a Colombia, se presentó la oportunidad de estudiar en la escuela de fotografía Ideartes, en la ciudad de Medellín. De allí surgió la necesidad de crear su propia empresa con la colaboración de algunos parientes. LifeEmotions, fue su academia en la fotografía de bodas, retratando parejas llenas de amor a lo largo y ancho de este bellísimo país.

Ahora con su vasta trayectoria detrás del lente y sensibilizado por el mismo, ha aprendido a retratar el alma de los momentos más emotivos, encontrando en cada detalle la raíz de las mejores composiciones fotográficas. Además, sus conocimientos en diseño y edición digital, dan sutileza y hacen especiales sus imágenes, logrando exclusividad, originalidad y calidad en su trabajo

JohnMao_bn.jpg

John Palacio Jr.

La fotografía se hizo parte fundamental de mi historia desde hace 4 años. Lo que antes era un hobby, se convirtió en mi profesión y mi vida. Nací en Pereira, Colombia, en el año 1990. Desde pequeño, gracias a mi padre, me fascine con la tecnología, el diseño gráfico y poco a poco fui conociendo las cámaras y lentes. Todo esto ocurría mientras me iba acercando a la esencia de la fotografía, empecé a experimentar con mi primera cámara profesional y comencé a entender diferentes conceptos muy interesantes que hasta el día de hoy no han dejado de atraparme y emocionarme, pues acerca de la luz queda mucho por aprender.

Me he especializado junto a mi padre en la fotografía de bodas y el retrato. Capturar la belleza, la elegancia y las emociones se han convertido en mi ferviente necesidad. Espero ser parte de muchísimas más historias de amor en toda mi vida.